Algodón OCCRegenerative® Brazil

Algodón brasileño de nuestro propio proyecto de Agricultura Familiar en Consorcios Agroecológicos, donde recuperamos variedades locales de Naturally Colorgrown Cotton, con prácticas agrícolas que enriquecen naturalmente el suelo y generan un impacto positivo para las personas y el medio ambiente.

Cultivamos el mundo que queremos

En 2013, descubrimos en el noreste de Brasil un proyecto que varias ONG y entidades gubernamentales promovían para recuperar el cultivo de variedades nativas de algodón que nace naturalmente de colores desde la semilla. El proyecto se basaba en la Agricultura Familiar y aplicaba métodos tradicionales de cultivo agro regenerativo.

Encontrar un proyecto que reflejaba completamente el ADN, creencias y valores de nuestra compañía encendió un deseo irrefrenable de impulsar nuestra propia comunidad de familias agrícolas: hoy, nuestro proyecto OCCGuarantee Brazil asegura la estabilidad económica de más de 200 pequeños agricultores y sus familias, mejora la calidad del suelo promoviendo la biodiversidad con cada cosecha y nos permite obtener el algodón puro que deseamos para las personas y para el planeta.

Estos son los 6 pilares de nuestro proyecto.

Garantizamos la trazabilidad del algodón desde su origen para asegurar la máxima pureza y ética de nuestros productos textiles OCC.

OCC fue fundada en 1992 para ofrecer soluciones textiles a personas afectadas por diversas afecciones y sensibilidades dérmicas. Gracias a la pureza de nuestro algodón libre de toxinas y productos químicos, aseguramos prendas completamente inocuas para la salud de las personas.

El Proyecto Brasil fue un paso natural para garantizar la pureza de nuestros productos desde su propio origen, cultivando nuestro propio algodón orgánico y regenerativo.

De esta manera, supervisamos el 100% de la sostenibilidad y ética involucradas en nuestra actividad, desde el cultivo y la cosecha de la fibra de algodón hasta su transformación en prendas de vestir. Para asegurar nuestro compromiso con la transparencia, creamos nuestro propio sello de garantía: OCCGuarantee®, from seed to garment.

Promovemos el cultivo orgánico y regenerativo con el modelo de Consorcios Agroecológicos.

El cultivo en Consorcios Agroecológicos se basa en la combinación y convivencia de diversos cultivos alimentarios con el cultivo de algodón, utilizando técnicas de agricultura agro regenerativa, sin productos químicos, con riego natural de lluvia y fomentando el enriquecimiento natural de la calidad del suelo.

Cada propietario cultiva hasta 3 o 4 tipos diferentes de alimentos a lo largo del año para autoconsumo y comercio a pequeña escala, y toda la producción alimentaria recibe ‘certificación orgánica participativa’.

La temporada de algodón comienza en los meses de abril y mayo con la siembra de semillas y concluye en septiembre con la cosecha de las cápsulas de algodón.

Abogamos por un modelo autosustentable de Agricultura Familiar.

En el origen encontramos a los agricultores familiares que forman parte del Proyecto Social en Brasil, ellos son los verdaderos accionistas de nuestra compañía. Tienen la experiencia necesaria y reciben formación adecuada para ofrecernos algodón orgánico naturalmente coloreado cultivado bajo prácticas de cultivo agro regenerativas.

Solo incorporamos al proyecto a familias de pequeños agricultores propietarios de su propio trozo de tierra, que generalmente no supera 1 hectárea.

El modelo de Agricultura Familiar combina el cultivo de diversos alimentos para el autoconsumo, con el cultivo de algodón para complementar los ingresos familiares con una remuneración justa.

Remuneración justa y compromiso de adquisición del 100% de la producción.

Firmamos contratos anuales indefinidos con los agricultores, asegurando la estabilidad económica de todas las familias miembros del proyecto.

Proporcionamos las semillas de algodón siempre de forma gratuita y financiamos cada cosecha pagando por adelantado la previsión de producción de cada agricultor.

El 10% del valor que pagamos anualmente por el algodón se reinvierte en mejoras en el sistema productivo de la comunidad.

Nuestro compromiso con el proyecto implica aumentar de forma gradual y estable el número de familias que forman parte de él, alimentando juntos un sistema de economía circular cada vez más sólido.

Promovemos la recuperación de variedades locales de Algodón de Coloración Natural desde la semilla.

Cultivamos algodón orgánico de coloración natural en los tres tonos que surgen desde la semilla: crudo, verde y marrón, tal como crecían de forma natural hace más de 5000 años. Variedades olvidadas durante décadas debido a la irrupción de la Revolución Industrial y la necesidad de producir algodón intensivamente en color blanco para tintar con procesos químicos.

Financiamos campos de multiplicación de semillas para proporcionarlas gratuitamente a las familias agricultoras.

Las variedades de algodón coloreado tienen una productividad mucho más baja que el algodón crudo convencional, pero incentivamos su cultivo pagando un precio justo compensatorio.

Formamos parte de las comunidades agrícolas locales y gozamos de la confianza de las agencias gubernamentales.

Somos miembros del Instituto Casaca de Couro, que promueve el cultivo agroecológico y la recuperación de la industria local de procesamiento de algodón. En 2023, el Instituto adquirió y reabrió la Fábrica de Procesamiento de Algodón Antônio Inácio da Silva, una unidad desmotadora que, después de más de 30 años cerrada, vuelve a dar servicio a 1.500 familias productoras y proporciona empleo a la población local.

Colaboramos estrechamente con la EMBRAPA (Corporación Brasileña de Investigación Agrícola), el SEBRAE (Servicio Brasileño de Apoyo a las Micro y Pequeñas Empresas) y la ONG DIACONIA para proporcionar a nuestros agricultores todo el soporte técnico necesario para recuperar las variedades locales de algodón, mejorar las prácticas de agricultura agro regenerativa y potenciar su modelo de negocio de Agricultura Familiar.

¿Dónde se encuentra nuestro proyecto?

mapa-projecte-coto-brasil

Descubre la historia del proyecto de Brasil en 6 capítulos

Capítulo 1

Definiendo el Proyecto de un algodón propio

Después de 20 años comercializando productos FoxFibre Colorganic, Sally Fox nos expresó su preocupación por no poder garantizarnos el suministro de todo el algodón que deseábamos. Además, el proveedor en Portugal tampoco nos aseguraba continuidad. Todo esto nos obligó a realizar cambios estratégicos y considerar la obtención de nuestro propio algodón orgánico en origen, para mantenernos fieles a lo que tenía sentido para nosotros: ser parte de una economía circular donde todos ganamos,donde otras marcas también puedan formar parte del proyecto y hacerlo sostenible en el tiempo.

«A veces, todo es tan simple como detenerse a tomar conciencia de tu voz interior. Y cuando sientes que lo que haces está bien hecho, ya no hace falta nada más.»

Santi Mallorquí Gou, CEO.

Capítulo 2

Explorando el origen en India

La opacidad en las negociaciones para obtener nuestro algodón orgánico en India parecía ser un gran obstáculo, pero en realidad escondía la gran oportunidad que arrojaría más luz sobre cómo debía ser el proyecto, y daba paso a OCCGuarantee: necesitábamos acceder al algodón en origen estableciendo trato directo con el propietario de las tierras, sin intermediarios ni empresas vinculadas.

«Además, descubriríamos que India nunca podría ser nuestra opción a futuro dado nuestro firme compromiso de trabajar solo con colores naturales de la planta del algodón, prescindiendo del proceso de tintado y acabados».

Santi Mallorquí Gou, CEO.

Capítulo 3

Brasil, el gran descubrimiento

Brasil parecía el país que cumplía con los requisitos para obtener algodón orgánico naturalmente coloreado. Perdimos la primera cosecha debido a una plaga, lo que nos llevó a otra conclusión clave: utilizar la agricultura regenerativa en Consorcio Agroecológico, que combina el cultivo de más de un producto, sería una opción más sostenible y menos arriesgada para los agricultores y también tiene más sentido para el proyecto. Así nacía el proyecto regenerativo OCCGurantee Brasil.

«Un cultivo donde se combine el algodón con alimentos ofrece la posibilidad de servir de soporte alimentario para las familias y el ganado, y obtener ingresos complementarios estables por la venta de los excedentes».

Santi Mallorquí Gou, CEO.

Capítulo 4

Diógenes, la Pieza Que Faltaba

La nueva fórmula de OCC debía convertir a los agricultores en nuestros ‘accionistas’ en el campo. El objetivo era crear un negocio de economía circular donde, además de generar actividad lucrativa, quienes participaran vieran mejoradas sus condiciones sociales, económicas y laborales. Y donde la región pudiera preservar las condiciones medioambientales. Diógenes Fernandes, hijo de agricultores y miembro de una ONG local, fue la pieza clave para crear nuestra propia comunidad de agricultores.

«Sin embargo, aún me sentía perdido respecto a cómo gestionar el proyecto a distancia. Sabía que el éxito del proyecto dependía de contar con alguien en Brasil involucrado activamente en el desarrollo del grupo.»

Santi Mallorquí Gou, CEO.

Capítulo 5

Asegurando la semilla peluda

Garantizar buenas semillas sin desmotar era vital. Las semillas de algodón suelen venderse desmotadas, sin pelusa, ya que se consideran ‘más limpias’. Sin embargo, el uso de agentes químicos agresivos para eliminar la pelusa alrededor de la semilla puede dañarlas. Obtener un suministro suficiente de semillas “sin limpiar” en nuestros tres colores fue un desafío significativo.

El otro gran desafío fue poder visitar todas las familias de agricultores y establecer contratos que garantizaran que trabajaríamos con ellas cada año, comprando todo el algodón que producían.

«Visitar personalmente a todas las familias en sus hogares es la experiencia más hermosa que he tenido en todo este proyecto.»

Santi Mallorquí Gou, CEO.

Capítulo 6

Rumbo a la primera exportación

En enero de 2015, logramos obtener suficiente fibra de algodón de nuestra red de agricultores para llevar a cabo la primera exportación y la hilatura en Barcelona. La planificación cuidadosa de la carga fue clave para optimizar los costos de transporte. Reconocimos la importancia de tener una filial propia registrada en Brasil, lo que facilitaría los procesos de documentación y contratación en el país.

«Con la contribución de todos, buscamos hacer sostenible este proyecto y aumentar el número de familias humildes que forman parte de él, al mismo tiempo que ofrecemos al mercado una fibra natural de la más alta calidad».

Santi Mallorquí Gou, CEO.

Color desde la semilla

El algodón de coloración natural que cultivamos en Brasil pertenece al tipo Upland, de las variedades autóctonas Branco Aroeira, Mocó, BRS Verde y BRS Rubí, que producen fibras en diversas tonalidades naturales crudas, verdes y marrones rojizas.

Este algodón ya crecía de forma silvestre hace más de 5.000 años en diferentes colores en varios lugares de América del Sur y Asia, como lo evidencian hallazgos arqueológicos.

Fue con la revolución industrial y el descubrimiento de los tintes químicos en 1856 cuando la industria textil impulsó el cultivo convencional y masivo de algodón blanco para teñir, abandonando el cultivo tradicional de variedades naturalmente coloreadas que se practicaba desde tiempos inmemoriales.

Vistiendo los colores que nos ofrece la naturaleza

Nos sentimos profundamente orgullosos de haber recuperado estas variedades de algodón naturalmente coloreado, ya que, cuidadosamente combinadas en la producción de hilo, nos permiten confeccionar tejidos con una paleta armoniosa y variada de tonalidades naturales, verdes y marrones, evitando los procesos químicos implicados en el tintado industrial de hilo o tejido de algodón.

Hemos descubierto el verdadero significado de «color vivo«. Nuestras telas de algodón no solo conservan su color natural, sino que lo realzan con cada lavado. Todo esto convierte a las prendas hechas con estos algodones en piezas realmente especiales, libres de químicos y saludables para la piel, naturales, únicas y con un buen envejecimiento.

Nuestro algodón de Brasil cuenta con las reconocidas certificaciones oficiales de buenas prácticas orgánicas y regenerativas.

Organico Brasil en transición 2024

USDA Organic en transición 2024

Eu Organic en transición 2024

ROC en transición 2025

¿Te gustaría saber más sobre lo que te podemos ofrecer?